La historia del gatito que protagoniza “Un lugar en Silencio: Día Uno”

“Voy a ver A Quiet Place por la trama”. La trama: 🐈‍⬛. Te contamos la historia del “gato” Frodo que protagonizó la precuela de “Un Lugar en Silencio”.

Leonardo Vargas
Espectáculos
gato frodo un lugar en silencio día uno
Crédito: Life is a movie | Facebook

La película “Un lugar en silencio: Día Uno” sigue acumulando buenas críticas, de acuerdo con portales especializados en cine. El filme fue dirigido por Michael Sarnoski y está basada en una historia original del actor y director John Krasinski. La cinta cuenta con las actuaciones de Lupita Nyong’o, Joseph Quinn, Djimon Hounsou, Alex Wolff, y el gatito Frodo.

Gato “Frodo” de “Un lugar en Silencio: Día Uno” se hace famoso

Frodo es el michi que también tiene una actuación protagónica a lo largo de la película acompañando al personaje interpretado por Lupita Nyong’o, quien debe enfrentar a la invasión extraterrestre en la ciudad de Nueva York.

Esta precuela es la que cuenta el origen de la catástrofe mundial que obliga a dejar en silencio a toda la población.

Y es que, en redes sociales el encantador gatito se ha robado todos los reflectores y las miradas; sin embargo, en la grabación no fue sólo un gato el que actuó para el rodaje, sino que fueron dos llamados “Schnitzel” y “Nico”.

Lo anterior fue revelado por el director Michael sarnoski. Sobre lo cual dijo: “Para mí era importante tener a un gato real con el que pudieras sentirte conectado”.

Con esto, el director puso fin a los rumores que en su momento apuntaban a que el felino sería hecho por medio de CGI.

“Sólo teníamos un par de días en los que nos sentábamos en la oficina y traían una docena de gatos para audicionar. Los conocimos y tuvimos una idea de su personalidad, y Schnitzel y Nico fueron opciones claras de gracias a Dios, tienen una especie de alma detrás de sus ojos.”

Lupita Nyong’o y Joseph Quinn encantados de trabajar con los gatos que dieron vida a “Frodo”

Tras pasar la prueba de audición, los dos gatos fueron oficialmente aceptados para formar parte de la película, tanto Nyong’o como Quinn tuvieron la labor de empezar a interactuar con ellos para ganarse su confianza y evitar que los michis sintieran miedo durante el rodaje.

Los dos animales no sólo se adaptaron por completo al entorno de trabajo, sino que lograron generar un vínculo real con los dos actores protagonistas, por lo que la colaboración funcionó perfectamente.

Como dato destacado, se supo que Lupita Nyong’o tenía un tipo de fobia a los gatos antes de grabar “Un lugar en Silencio: Día Uno”, pero al interactuar con Schnitzel y Nico la actriz tuvo una suerte de terapia para enfrentar y superar su temor.

De hecho, Lupita logró adaptarse tan bien que incluso adoptó a un misifús de nombre “Yoyo” tras concluir el rodaje de la película.

Para esta y más información, síguenos en nuestras redes sociales como en Facebook: Azteca Guerrero , vía Twitter: @Azteca_Gro , Instagram: @tvaztecaguerrero y TikTok: @tvaztecaguerrero

Únete al nuevo canal de WhatsApp y mantente informado de todas las noticias que suceden cerca de ti

¡No te pierdas nuestro contenido, sigue a TV Azteca Guerrero en Google News!
Contenido Relacionado
×
×